7 Tesis acerca del “Evangelio” de la prosperidad. Tesis nº 4

Publicado: febrero 25, 2012 en apostasia, estudio biblico, mensaje escrito, prosperidad
Etiquetas:

4.- Ser pobre no significa ser hereje.

Tal vez después de todo lo presentado alguien pudiera decir que, de todos modos Dios no nos llamó a empobrecernos, y esto puede ser una verdad, sin embargo, independiente de lo que pudieran pensar, quisiera preguntar ¿Hay algo de malo en ser pobre? Y lo pregunto por el hecho de que más de alguno pudiera pensar que ser pobre es un castigo, tal como lo hicieron aquellos que condenaron al ciego al cual Jesús estaba a punto de sanar, y le preguntaron ¿por qué él era ciego? Pero la respuesta de Jesús una vez sorprende a nuestras vidas, ya que Cristo dejó muy claro que no era ese precisamente un castigo de Dios sino que él había sido ciego hasta ese momento para que un día se hiciese la voluntad del Eterno en su vida. Entonces bajo este mismo análisis quisiera preguntar ¿quiénes son más bienaventurados, los ciegos o los no ciegos? Cuando comenzamos a analizar desde esta perspectiva la misericordia de Dios, entonces recién podemos encontrar un sentido en el sermón del monte de nuestro señor Jesús, es decir, ¿Quiénes son los bienaventurados, los que lloran o los que no? ¿Quiénes son los bienaventurados, los que tienen hambre y sed justicia o los que no?, ¿Quiénes son los bienaventurados, los que están tristes o los que están a legres? Con esto quiero decir que para recibir la misericordia del Señor, es necesario primero pasar por todos los procesos contrarios a su bendición, es decir, ¿cómo vamos a experimentar alguna vez en nuestras vidas el milagro de la sanidad si no estamos enfermos? Pues ¿de qué nos sirve un milagro de sanidad sino estamos enfermos? Por lo tanto, si cristo nos prometió una herencia que viene después de que vivamos esta vida, un galardón que viene después de esta vida y una salvación para la vida eterna, pregunto entonces, para poder recibir esa misericordia ¿Qué es lo que debemos pasar primero en esta tierra antes de la vida venidera? Y es que el problema no está en ser pobre, el problema está en el miedo y en la inseguridad de no tener ningún bien material en que confiarse, el caminar día a día, sin tener nada más en tus bolsillos que tu propia fe, ese es el verdadero temor del hombre, no tan solo el hecho de vivir en la pobreza si no la inseguridad que esta conlleva.
Sin embargo quisiera que consideraras el hecho de los grandes llamados de Dios fueron escuchados por hombres que tal vez en su condición precaria y carente de bienes materiales, acogieron a pesar de todo esto los más preciosos lugares en las sagradas escrituras. A tal punto que el mismo apóstol Pablo llega a decir de estos hombres que aceptaron el llamado de Dios en sus vidas, cosas como por ejemplo: Hebreos 11:36 Otros experimentaron vituperios y azotes, y a más de esto prisiones y cárceles. 11:37 Fueron apedreados, aserrados, puestos a prueba, muertos a filo de espada; anduvieron de acá para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, pobres, angustiados, maltratados; 11:38 de los cuales el mundo no era digno; errando por los desiertos, por los montes, por las cuevas y por las cavernas de la tierra. 11:39 Y todos éstos, aunque alcanzaron buen testimonio mediante la fe, no recibieron lo prometido; 11:40 proveyendo Dios alguna cosa mejor para nosotros, para que no fuesen ellos perfeccionados aparte de nosotros. Se dan cuenta ahora que muchos hombres que creyeron en Cristo ni siquiera tenían algo digno con que vestirse, y como si esto fuera poco, ni siquiera recibieron su recompensa en esta tierra.
Por último, quiero que además entiendan que las promesas más espectaculares, grandiosas y llenas de misericordia no están hechas para los ricos sino más bien para los pobres: Salmos 10:12 Levántate, OH Jehová Dios, alza tu mano; No te olvides de los pobres. Salmos 41:1 Bienaventurado el que piensa en el pobre; En el día malo lo librará Jehová. Salmos 72:13 Tendrá misericordia del pobre y del menesteroso, Y salvará la vida de los pobres. Salmos 107:41 Levanta de la miseria al pobre, Y hace multiplicar las familias como rebaños de ovejas. Salmos 113:7 El levanta del polvo al pobre, Y al menesteroso alza del muladar, Proverbios 14:21 Peca el que menosprecia a su prójimo; Mas el que tiene misericordia de los pobres es bienaventurado.

Pero a diferencia de los pobres, esto es lo que opina Cristo acerca de los Ricos: Lucas 18:24 Al ver Jesús que se había entristecido mucho, dijo: ¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas! 18:25 Porque es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios. Y el apóstol Pablo también señala algo similar a esto diciendo: 1Timoteo 6:17 A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos. 6:18 Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos; 6:19 atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen mano de la vida eterna.
Si has entendido esto, quisiera entonces que buscaras en la biblia algún versículo que diga expresamente que ser pobre es una herejía en contra de Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s