7 tesis acerca del “Evangelio” de la prosperidad. Tesis nº 1

Publicado: febrero 25, 2012 en apostasia, estudio biblico, mensaje escrito, prosperidad
Etiquetas:

Hoy en día, cuando vivimos en una época en donde la sociedad se destaca por su superficialidad, materialismo, consumismo y poco compromiso con los valores que realmente importan. Quisiera en medio de esta vorágine de mediocridades, alzar mi voz en torno a toda esta influencia mundana que lamentablemente está aún haciendo estragos en nuestras congregaciones. Y me refiero al ya muy conocido “evangelio” de la prosperidad. Evangelio que para muchos es el mensaje más puro que Jesús nos quiso transmitir según sus defensores, que dentro de sus argumentos están frases como: “…el dinero nos sirve para todo…” pero que aún con estas frases tan “dignas” del bronce, no son nada más que una simple herejía.
Y aunque para muchos, estos mensajes pueden ser considerado como doctrina, quiero dejar bien en claro que es solo un mensaje de protesta ante la gran cantidad de sacerdotes paganos que, con una máscara cristiana, han insertado la herejía más grande de todos tiempos dentro de nuestras iglesias: el mal llamado “evangelio”.

Por lo tanto mi intención es solo dar a conocer los puntos conflictivos de este tipo de mensajes que para mí y según la palabra de Dios, no tienen ningún asidero bíblico, y es precisamente lo que quiero demostrar:
Los puntos que quiero exponer a continuaron son los siguientes:

1.- Jesús no murió en la cruz para hacernos millonarios.

Debemos recordar que el principal objetivo de Jesús aquí en la tierra fue el hecho de presentarnos el camino de la salvación, el cual pasa por un ámbito netamente de carácter espiritual ya que lo demás viene por añadidura, Mateo 6:31 No os preocupéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, qué beberemos o qué vestiremos? 6:32 Los gentiles se afanan por todo eso; pero bien sabe vuestro Padre celestial que de todo eso tenéis necesidad.” 6:33 Buscad, pues, primero el reino y su justicia, y todo eso se os dará por añadidura. 6:34 No os inquietéis, pues, por el mañana; porque el día de mañana ya tendrá sus propias inquietudes; bástale a cada día su afán”. Es decir, desde un comienzo Jesús nos dijo que todo aquello que pueda importarnos en el plano material es solamente algo secundario, algo pasajero, algo que no tiene la real importancia que se merece, porque la vida del hombre no consiste en tener bienes materiales, pues es la salvación de su alma lo realmente importa en el reino de Dios, es por eso que Cristo dijo: Lucas 12:15 Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee. Por lo tanto, debemos concluir que si Cristo constantemente nos estaba diciendo que lo importante no es el dinero ni los bienes materiales que esta vida nos puede ofrecer, entonces ¿Por qué motivo Cristo murió en la cruz? Jesucristo murió en la cruz, para darnos una salida al camino del pecado, para libertarnos de la esclavitud del pecado, y para darnos la salvación y con ello la vida eterna, para eso murió Cristo en la cruz, NO PARA HACERNOS MILLONARIOS, Cristo murió para darnos una nueva vida en él y no para seguir la corriente exitista de este mundo, ni tampoco para que miráramos con mayor deseo el dinero en esta tierra ya que él no es ningún genio de la lámpara mágica que está dispuesto a concedernos nuestros deseos como si de eso se tratará su existir, y la razón es muy simple, ya que según la escritura, todos los hombres somos pecadores (Romanos 3:10 Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; 3:11 No hay quien entienda. No hay quien busque a Dios. 3:12 Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno. 3:13 Sepulcro abierto es su garganta; Con su lengua engañan. Veneno de áspides hay debajo de sus labios; 3:14 Su boca está llena de maldición y de amargura. 3:15 Sus pies se apresuran para derramar sangre; 3:16 Quebranto y desventura hay en sus caminos; 3:17 Y no conocieron camino de paz. 3:18 No hay temor de Dios delante de sus ojos.) Y bajo este concepto bíblico que nos presenta la escritura, no existía ninguna esperanza para el género humano en la tierra, por lo tanto la salvación de nuestras almas era algo prácticamente imposible de tener, hasta la aparición de nuestro Señor y salvador, quien nos ha mostrado el camino de la salvación y ahora podemos procurar la salvación al ser justificados de nuestros pecado por Jesús de. Ese es el verdadero sentido del evangelio de Cristo pues ningún hombre podía alcanzar la salvación por mérito propio hasta el día en que Jesucristo aparece en el escenario de esta tierra (Romanos 3:23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, 3:24 siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús.) y solo de esta manera, el hombre puede procurar esta salvación en Cristo. Esta es la doctrina más básica del evangelio de Cristo en el mundo. No hay más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s